09 marzo, 2012

Hoy ha sido uno de eso días en los que te levantas pensando que nada puede salvarte, que definitivamente has acabado tropezando con un precipicio y estás cayendo. Y sabes que en algún momento caerás por completo y te convertirás en polvo, espacio y recuerdos.
Y cuando ya has perdido toda esperanza, y lo último que te queda es el consuelo de poner "fin" a una historia con muchas comas, algo -o alguien- te hace ver que hay luz al final del túnel, que no podemos rendirnos ante pequeñeces -o grandezas- porque algún día tendremos que rendir cuentas a la muerte, y seremos nuestros únicos testigos para decir que hicimos bien y en que nos equivocamos, y ahí declararemos alto y claro que aprendimos a seguir adelante cuando quería arrastrarnos al precipicio.

1 comentario:

  1. :') Qué bonito es este fragmento! Me he emocionado y pienso que tienes muchísima razón! Hemos de seguir adelante siempre...Precioso^^

    Me gusta mucho tu blog, las cosas que escribes son preciosas y el diseño es alucinante! Me encanta!!
    Me preguntaba si sería demasiada molestia que te pasaras por mi blog y si te gustara, me siguieras! Sería todo un honor! Creo que puede haber algo que te interese ;) Yo ya te sigo!!^^
    Muchas gracias y un beso enorme!!♥
    http://www.viviendoennuestrocuento.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar