07 noviembre, 2011

Resulta ser una impotencia enorme, un no poder seguir porque no sabes por donde ir, porque cuando miras hacia adelante, nada parece estar bien, y te da miedo seguir porque al ver lo que, sabes que elijas lo que elijas, acabarás donde no quiere estar. Unas veces por estar en contra del mundo, y otras por estar en contra de ti misma, pero vayas donde vayas, una parte de ti te dirá que es hora de huir.
Aunque entonces, tampoco sabrás hacia donde hacerlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario